Una jueza de la Corte Nacional de Justicia fallará hoy sobre la petición fiscal de prisión preventiva contra el expresidente de Ecuador Rafael Correa, quien sufre una persecución política y judicial sin precedentes.

El tribunal, en el norte de Quito, escuchará los argumentos de la jueza Daniella Camacho en el caso denominado ‘Sobornos 2012-2016’ al que tratan de vincular al exgobernante, principal impulsor de la etapa de cambios sociales que vivió la nación sudamericana entre 2007-2017.

La audiencia se instalará después que la víspera, la fiscal general del país, Diana Salazar, solicitara similar medida también para el exvicepresidente Jorge Glas (en cautiverio), y los exsecretarios del Agua Walter Solís y de la Administración Vinicio Alvarado, y para el exasesor ministerial Yamil Massuh.

Medios locales reflejan que la Fiscalía, en este caso, pidió que se oficie a la Interpol (Policía Internacional) para la búsqueda y detención de Correa -con residencia actual en Bélgica- y Alvarado.

La fiscal general acusó al líder de la Revolución Ciudadana de ser autor principal del supuesto esquema de corrupción, aportando como evidencia un depósito de seis mil dólares a su cuenta bancaria.

Esa suma -a tono con la versión del gobierno de Lenín Moreno-, provino de aportes ilegales de contratistas del Estado.

El exestadista desmintió las imputaciones al mostrar y explicar a través de Twitter el origen del dinero.

‘Tenía un recurrente sobregiro, y pedí prestado seis mil dólares del fondo solidario que teníamos en la Presidencia (nuestros mismos aportes) y lo pagué hasta el último centavo’, escribió Correa al publicar la foto de constancia de liquidación de la deuda.

Para los otros 17 vinculados, solicitó la prohibición de salida del país y la presentación periódica ante una autoridad competente.

En ese grupo aparecen, entre otros, la asambleísta Viviana Bonilla y el exparlamentario Christian Viteri, reportó el sitio digital Ecuadorinmediato.

No encuentran nada y su desesperación es palpable. Cometen demasiados errores, manosean descaradamente la justicia e incurren en una persecución torpe y apresurada, expresó el excanciller Guillaume Long.

Entretanto, el politólogo Amauri Chamorro ridiculizó la investigación presentada y puso en duda la profesionalidad de la fiscal Salazar.

La persecución política a través de la vía judicial es pan de cada día en Ecuador, advirtió por su parte Virgilio Hernández, secretario Ejecutivo de la Revolución Ciudadana.

El exasambleísta aseguró además que su país transita por un periodo de profunda inestabilidad, falta de norte y desinstitucionalización y responsabilizó al presidente Moreno de abandonar el Plan con el que ganó las elecciones de 2017 y plegarse a los sectores de derecha.

Etiquetas: ; ; ;