El ministro de Relaciones Exteriores de Pakistán, Shah Mehmood Qureshi, viajó a Beijing para consultar con los líderes chinos sobre las crecientes tensiones entre Islamabad y Nueva Delhi, luego de que India revocó el estatus especial de Cachemira.

Qureshi llegó a Beijing el viernes por la mañana y se espera que se reúna con el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, y con otros líderes chinos.

Antes de partir hacia China, Qureshi dijo que informaría al «amigo de confianza» de Islamabad sobre la creciente crisis en Cachemira. Agregó que informaría a sus homólogos chinos de las «violaciones graves de los derechos humanos» presuntamente perpetradas por la India en el territorio en disputa.

El lunes, el gobierno de Nueva Delhi revocó el estatus especial de Cachemira administrada por la India, una medida que ha provocado confusión en la región en disputa.

El primer ministro indio, Narendra Modi, aplaudió la decisión de su gobierno de revocar el estatus especial otorgado a Cachemira e insistió en que la medida ayudaría a revertir «el separatismo, la corrupción, el terrorismo y el gobierno familiar» que se han arraigado en la región.

Beijing ha condenado las acciones de India como una amenaza a su propia soberanía territorial, pero enfatizó que India y Pakistán deben resolver pacíficamente la disputa a través del diálogo.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;