Al menos 18 personas murieron y otras 14 desaparecieron después de que el tifón Lekima desencadenara un deslizamiento de tierra en el este de China. El ciclón dejó un rastro de destrucción a su paso y provocó la evacuación de más de un millón de personas.

El enorme ciclón tocó tierra en la provincia de Zhejiang el sábado temprano. A medida que avanzaba hacia el interior, provocó el colapso de una presa natural, lo que provocó el deslizamiento de tierra mortal que tuvo lugar a unos 130 kilómetros al norte de la ciudad costera de Wenzhou, informó CCTV.

Las autoridades ordenaron la evacuación de más de 800,000 personas de la provincia de Zhejiang y otras 250,000 de Shanghai. Los fuertes vientos y las fuertes lluvias azotaron el centro financiero el sábado por la tarde.

Los medios de comunicación chinos informan que se derrumbaron alrededor de 200 casas en Zhejiang y que se destruyeron 66.300 hectáreas (163.830 acres) de tierras de cultivo. Casi tres millones de hogares sufrieron apagones debido a la caída de las líneas eléctricas.

También provocó la cancelación de más de 3.000 vuelos en los aeropuertos de Beijing, Shanghai, Guangzhou, Shenzhen y Chengdu. Shanghai Disneyland también se cerró debido a la tormenta.

Se pronostica que el tifón golpeará la provincia de Jiangsu el domingo por la mañana antes de desviarse hacia el Mar Amarillo y continuar hacia el norte, donde luego tocará tierra nuevamente en la provincia de Shandong, dijo CCTV.

Etiquetas: ; ; ; ;