La policía italiana detuvo a un migrante iraquí que amenazó con incendiarse cerca de la Plaza de San Pedro en el Vaticano, informó Il Messaggero.

El incidente tuvo lugar en la plaza Pío XII, adyacente a la columnata de Bernini, el sábado por la tarde, según el periódico Il Messaggero.

El hombre, que espera una decisión sobre su solicitud de asilo en Italia, comenzó a gritar «Alá Akbar» y amenazó con quemarse vivo, agitando un encendedor. Estaba visiblemente agitado y emocionalmente inestable.

Los agentes de policía que estaban de servicio cerca del Vaticano lo detuvieron rápidamente y lo llevaron a una estación de policía cercana.

Según los informes, el migrante no tenía ni una botella ni una mochila que pudiera contener combustible o un explosivo. La operación para detener al hombre se realizó rápidamente, sin causar problemas para turistas y peregrinos, agregó el periódico.

Fuente

Etiquetas: ; ;