El jefe de la potencia sudamericana ha sido criticado por su política ambiental, con acusaciones de que la deforestación de la Amazonía se ha disparado desde que asumió el cargo el invierno pasado. En medio de las críticas, Alemania anunció que planea recortar fondos a Brasil para reducir la tala de la selva tropical.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, respondió a Alemania por informes de que Berlín está considerando suspender sus proyectos de biodiversidad en el país latinoamericano, que posee más del 60% de la selva amazónica.

«Pueden usar este dinero como les parezca. Brasil no lo necesita», dijo.

El periódico Tagesspiegel informó que Berlín planea recortar los fondos para combatir la deforestación que ha estado enviando a Brasil, citando a la ministra alemana de Medio Ambiente, Svenja Schulze, quien criticó a Brasilia.

«La política del gobierno brasileño en la Amazonía plantea dudas sobre si todavía se está llevando a cabo una reducción constante de las tasas de deforestación», dijo.

Según informes en los medios brasileños, el gobierno alemán está considerando suspender € 35 millones ($ 39 millones). Sin embargo, como dijo el medio O Globo, solo afectaría los nuevos proyectos del Ministerio de Medio Ambiente alemán. Pero Bolsonaro sugirió al comentar sobre el asunto que esto no será un golpe para su país.

Los informes de noticias llegaron poco después de que el jefe del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) de Brasil, Ricardo Galvao, fuera despedido, luego de que el instituto publicara datos sobre deforestación. Dijo que en junio se talaron un 88% más de bosques que en el mismo mes del año pasado, lo que Bolsonaro desestimó como «mentiras». Las estadísticas de julio del INPE dijeron que la tala de la selva amazónica había aumentado un 278% desde 2018, ya que se habían reducido unos 2.254 kilómetros cuadrados (870 millas cuadradas).

Mientras tanto, Bolsonaro expresó la idea de «defecar cada dos días» para abordar los problemas ambientales, comentando el debate en torno a la deforestación. El viernes, un periodista le preguntó cómo combinar el desarrollo de la agricultura y la preservación del medio ambiente, citando informes sobre el impacto de la deforestación en el efecto invernadero. Bolsonaro sugirió que todos deberían contribuir a mejorar el mundo y proteger el planeta individualmente.

“Es suficiente comer un poco menos. Hablas de contaminación ambiental. Es suficiente caca cada dos días. Eso será mejor para todo el mundo ”, dijo.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;