Días después de que China calificara de «inaceptable» la medida del gobierno indio sobre Cachemira, el Ministro de Asuntos Exteriores de India ha enfatizado que las relaciones entre India y China deberían ser un «factor de estabilidad» en un mundo incierto.

«Llegamos a un consenso en Astana hace dos años que, en un momento en que el mundo es más incierto, nuestra relación debería ser un factor de estabilidad. Y hoy estoy muy contento de llegar después de la cumbre de Wuhan, donde el consenso entre nuestros los líderes en asuntos globales y regionales se han expandido «, dijo Jaishankar en sus comentarios de apertura al reunirse con el vicepresidente chino Wang Qishan en Zhongnanhai, centro de Beijing.

Jaishankar también copresidió una segunda reunión del Mecanismo de alto nivel sobre intercambios culturales y de persona a persona con su homólogo chino, Wang Yi. Sin embargo, no se pudo confirmar de inmediato si el tema de Ladakh se discutió en la reunión a puerta cerrada con Wang Yi o no.

La semana pasada, India y China participaron en un duelo verbal después de que el gobierno de Narendra Modi hizo cambios en el estado administrativo de Ladakh al aprobar el Proyecto de Ley de Reorganización de Jammu y Cachemira de 2019.

Beijing reaccionó bruscamente ante el movimiento sin precedentes de Nueva Delhi, afirmando que India está socavando la soberanía territorial de China «al cambiar unilateralmente su legislación interna».

«Dicha práctica es inaceptable y no entrará en vigor», declaró el Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

Nueva Delhi respondió diciendo que su aprobación del proyecto de ley para la formación del «Territorio de la Unión de Ladakh» es un «asunto interno relacionado con el territorio de la India».

Jaishankar, quien anteriormente era el diplomático indio con más años de servicio en Beijing, llegó a la capital de China el domingo después de que el ministro de Relaciones Exteriores de Pakistán, Shah Mahmood Qureshi, afirmó que China apoyó a Islamabad en la cuestión de revocar el estatus especial a Cachemira.

Las autoridades indias y chinas reconocieron el resultado de la primera cumbre informal celebrada en Wuhan en 2018 para reducir la situación en la frontera después del enfrentamiento militar de 73 días sobre Doklam.

Desde el enfrentamiento de Doklam, los dos países han realizado esfuerzos considerables para resolver los problemas fronterizos y las disputas comerciales.

El primer ministro indio, Narendra Modi, y el presidente chino, Xi Jinping, se reunirán para una segunda cumbre informal a finales de este año.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;