La Unión Europea (UE) está trabajando en recomendaciones para sus países miembros para identificar y posiblemente rechazar los pasaportes rusos emitidos a los habitantes de las Repúblicas Populares del Donbass, dijo a Izvestia el servicio de prensa de la Comisión Europea (CE).

Bruselas está extremadamente preocupada por la decisión de Moscú de comenzar su emisión simplificada de ciudadanía rusa a los habitantes de las regiones de Donetsk y Lugansk (de los territorios que no están bajo control de Kiev), y cree que la medida socava el espíritu y los objetivos de los acuerdos de Minsk, escribió el periódico. Por lo tanto, la Unión Europea está lista para tomar medidas, llegando incluso a no reconocer los documentos. Sin embargo, según el servicio de prensa de la CE, la decisión final sobre el reconocimiento de estos pasaportes estaría en manos de los países miembros.

A su vez, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Polonia dijo a Izvestia que «todos los miembros de la Unión Europea» participan activamente en la discusión. Los estados bálticos ya han anunciado sus intenciones de no aceptar los documentos. Los Ministerios de Asuntos Exteriores de Letonia y Lituania dijeron al periódico que negarían las visas Schengen a los «nuevos» titulares de estos pasaportes rusos, incluso sin que la UE adopte una decisión unificada.

Moscú considera esta posición como «extremadamente hipócrita» y espera que «prevalezca el sentido común en la UE». Al hablar con Izvestia, el presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Consejo de la Federación de Rusia (cámara alta), Konstantin Kosachev, criticó a la UE por poner territorio sobre las personas. «Veamos si la UE tiene suficiente sentido común y responsabilidad sobre lo que está sucediendo, donde las personas y sus intereses, en lugar de algunas estructuras geopolíticas, deberían estar en el centro de atención», dijo.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;