China está considerando escoltar sus buques comerciales en el Golfo Pérsico como parte de una coalición naval propuesta por Estados Unidos para garantizar el paso seguro de los petroleros a través de la región.

El embajador de China en los Emiratos Árabes Unidos, Ni Jian, dijo a Reuters que «si ocurre una situación muy insegura, consideraremos que nuestra armada escolte a nuestros buques comerciales», dijo el embajador Ni Jian a Reuters en Abu Dhabi.

«Estamos estudiando la propuesta de Estados Unidos sobre las soluciones de escolta del Golfo», dijo la embajada de China en un mensaje de texto.

Estados Unidos ha comenzado a presionar a otras naciones para que se unan a una coalición de seguridad marítima luego de las tensiones con Irán en el Estrecho de Ormuz.

Hasta ahora, el Reino Unido ha anunciado su participación en la misión propuesta de Estados Unidos al Golfo Pérsico, mientras que Francia y Alemania han descartado la posibilidad de participar en la estrategia estadounidense.

Los expertos consideran que es posible que China envíe barcos al Golfo Pérsico. Sin embargo, piensan que la medida es poco probable, ya que China tiene estrechos vínculos económicos con Irán y otros países de la región.

Konstantin Kosachev, jefe del Comité de Asuntos Exteriores del Consejo de la Federación de Rusia, no descarta la posibilidad de que los buques de guerra chinos realmente comiencen a circular en el Golfo Pérsico, ya que el país asiático es soberano y «tiene intereses y la capacidad de ejercer su poder naval en varias partes del mundo». Pero el político tiene dudas de que China haga esto junto con los Estados Unidos.

“Me sorprendería mucho si China se uniera a la coalición estadounidense. La idea de su creación [coalición] es muy dudosa. Si no me equivoco, ha habido confusión a este respecto incluso entre los aliados de EE.UU. Es extremadamente improbable que los chinos participen en este tipo de interacción con Estados Unidos, un rival político o incluso un adversario», dijo Kosachev al periódico Vzglyad.

Para el investigador del Instituto de Lejano Oriente de la Academia de Ciencias de Rusia, Vasily Kashin, la posición de Estados Unidos sobre Irán es contraria a los intereses chinos.

«La forma en que los estadounidenses se comportan hacia Irán afecta los intereses económicos de China. Después de todo, Beijing tiene una cantidad significativa de comercio con Irán, una gran cantidad de inversión en ese país. China es uno de los principales socios económicos de Medio Oriente, una fuente de sus inversiones. China ha estado invirtiendo más dinero allí que nadie», dijo Kashin.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;