La Fiscalía Federal presentó una orden judicial este lunes para bloquear el nombramiento del congresista federal Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro, para el cargo de embajador de Brasil en los Estados Unidos.

La Oficina del Fiscal Público argumenta que rechaza tal nombramiento como un posible acto de nepotismo, a pesar de que ya ha sido aprobado por el gobierno de Donald Trump.

Detalla que el gobierno sigue los criterios para elegir embajadores que no sean diplomáticos de carrera, tales como méritos reconocidos en actividades diplomáticas, servicios diplomáticos relevantes ofrecidos al país y al menos tres años de experiencia en tales actividades.

La Constitución brasileña prohíbe la designación de un cónyuge o pariente hasta el tercer grado de consanguinidad para ejercer un puesto de comisión o confianza en cualquiera de los poderes del Estado.

Sin embargo, el Contralor General del Estado considera que esta interdicción solo se refiere a la elección de puestos administrativos, pero no a cargos no políticos, por lo que respaldó el nombramiento de Eduardo Bolsonaro como representante oficial de Brasil en Washington.

Según la Fiscalía General de la Nación, el cargo de embajador en los Estados Unidos es el más importante en la diplomacia brasileña, y como tal, este nombramiento debe tomarse en serio y de manera responsable, independientemente de los lazos familiares. Advirtió que en el pasado el nombramiento de personas sin condiciones técnicas para misiones diplomáticas ha tenido repercusiones negativas para el país.

Existe «peligro de daño si se nombra a una persona sin la preparación adecuada para establecer negociaciones intensas con agentes extranjeros», enfatizó la Oficina del Fiscal General, que pidió respetar los criterios técnicos para elegir a los jefes diplomáticos.

Etiquetas: ; ; ; ;