Haciendo alarde de los buenos modales, el presidente ruso Vladimir se arrodilló ante un estudiante de ballet y le besó la mano.

El martes, Putin se reunió con un grupo de jóvenes estudiantes de ballet en una academia de baile en Sebastopol, Crimea. En medio de posar para fotos y firmar autógrafos, el presidente decidió desplegar una etiqueta de clase alta.

Putin se dirigió a una de las futuras bailarinas como «Mademoiselle», antes de arrodillarse y besar su mano.

El líder ruso mostró modales similares en el pasado.

Es conocido por presentar ramos de flores a jefas de estado y altos funcionarios, incluida la canciller alemana Angela Merkel y la princesa Beatriz, ex reina de los Países Bajos.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;