La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) denunció que ayer miércoles fue objeto de un ataque con granadas la casa del ayuntamiento nativo Kwes Kiwe Nasa en el municipio de Jamundi (oeste).

Hacemos un llamado urgente al gobierno de Iván Duque, el genocidio contra los pueblos indígenas continúa aumentando, escribió la Organización en su cuenta de Twitter donde señaló que afortunadamente el dispositivo no explotó.

A fines de la semana pasada, la ONIC declaró una emergencia humanitaria debido a la muerte de más de 158 nativos desde la firma en el 2016 del Acuerdo de Paz entre el Estado y la ex guerrilla FARC-EP.

Nos vemos en la obligación ética y política de declarar la situación de emergencia humanitaria, social y económica en todos los pueblos indígenas de este país, informó en una conferencia de prensa.

La situación humanitaria y la estrategia de despojo territorial en que viven nuestros pueblos nativos, no espera. Estamos ante un genocidio físico y cultural, dijo.

Luis Acosta, coordinador nacional de la Guardia Indígena, pidió a las ‘agencias estatales que presten atención al genocidio sufrido hoy por los pueblos indígenas.

Desde la firma del Acuerdo de Paz, más de 750 líderes sociales han sido asesinados en Colombia, 158 de ellos pertenecientes a pueblos indígenas. Durante el año desde que Duque llegó al poder, 94 miembros de estas comunidades fueron asesinados, dijo ONIC.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;