El presidente argentino, Mauricio Macri, anunció el miércoles un paquete de medidas económicas destinadas a proporcionar alivio a la población después de la crisis económica causada por la derrota de su gobierno en las elecciones primarias-PASO del domingo.

El lunes, el peso cayó con fuerza frente al dólar estadounidense, y los mercados bursátiles se desplomaron.

«Las medidas que tomé y que voy a compartir contigo ahora son porque te escuché. Escuché lo que querías decirme el domingo», dijo Macri en un discurso televisado.

Las medidas incluyen una reevaluación del salario mínimo, un aplazamiento de 10 años en las obligaciones fiscales para las pequeñas y medianas empresas, así como una congelación de los precios de la gasolina durante 90 días.

Macri dijo que también aumentaría el límite de impuestos sobre la renta en un 20 por ciento, una medida que proporcionaría una reducción de impuestos para dos millones de trabajadores y tendría un valor de alrededor de 2.000 pesos (unos 34 dólares estadounidenses) por mes por persona en septiembre y octubre.

También anunció pagos de subsidios de 1.000 pesos por hijo para padres desempleados y un bono adicional de 5.000 pesos (alrededor de 85 dólares estadounidenses) para aquellos que trabajan en la administración pública, las fuerzas armadas y las fuerzas de seguridad.

«Entiendo tu enojo, tu cansancio. Solo te pido que no dudes del trabajo que hicimos juntos, porque es mucho y hay demasiado en juego», dijo.

El paquete traerá alivio a 17 millones de trabajadores y sus familias, dijo el presidente.

Macri declaró que «respeta profundamente a los argentinos que votaron por otras alternativas» y prometió mantener conversaciones con la oposición.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;