El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo que el ex presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez había planeado contratar mercenarios para asesinarlo. El último asesinato fallido de Maduro tuvo lugar a principios de agosto de 2018 durante un desfile militar en la capital venezolana de Caracas.

La caja presidencial fue golpeada por una explosión causada por dos drones cargados de bombas, dejando a Maduro ileso, mientras que siete oficiales de seguridad resultaron heridos en el incidente.

En aquel entonces, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela también mencionó al ex fiscal general venezolano Luisa Ortega Díaz, el ex presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y uno de los líderes de la oposición venezolana, Julio Borges, entre los responsables del intento de asesinar a Maduro, junto con Uribe.

«Me enteré de un plan coordinado por Álvaro Uribe Vélez que involucra al embajador colombiano en los Estados Unidos Francisco Santo […] para enviar 32 mercenarios a Venezuela para tratar de matarme», dijo Maduro en un discurso, transmitido en vivo en su Twitter tarde en Miércoles.

Maduro ha afirmado en repetidas ocasiones que Estados Unidos dio instrucciones a Colombia para organizar su asesinato, algo que tanto negaron Bogotá como Washington.

La semana pasada, el presidente venezolano dijo que tenía pruebas, lo que demuestra que el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, había planeado el intento de asesinato en 2018 del líder venezolano. En diciembre de 2018, Maduro acusó a Bolton de preparar un plan para derrocarlo y matarlo.

Tanto Bogotá como Washington también han negado cualquier participación en el incidente.

Venezuela está experimentando una crisis política que se intensificó en enero después de que el líder opositor respaldado por Estados Unidos, Juan Guaidó, se proclamó ilegalmente presidente interino.

Estados Unidos reconoció de inmediato a Guaido, después de lo cual otros 50 países siguieron su ejemplo. Mientras tanto, Rusia, China, Cuba, Bolivia y otros estados han expresado su apoyo al gobierno legítimo de Maduro electo constitucionalmente.

Los Estados Unidos, así como la Unión Europea, han impuesto varias rondas de sanciones a Venezuela y congelaron sus activos.

Maduro calificó a Guaidó de títere estadounidense y acusó a Washington de orquestar un cambio de gobierno para reclamar los recursos naturales venezolanos.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;