La caída del peso argentino y del mercado de valores del país después del resultado de las elecciones primarias podría intensificarse en los próximos días, generando una perspectiva financiera que podría comprometer aún más al próximo gobierno, dijo el economista Esteban Mercatante.

En una entrevista con Xinhua, el autor del libro «La economía argentina en su laberinto», analizó el comportamiento del mercado financiero local después de los resultados de las elecciones primarias, en las que la oposición obtuvo el 47,65 por ciento de los votos, en comparación con el 32,08. por ciento para el partido gobernante.

Después de que las elecciones mostraron una clara tendencia de los votantes a favor del candidato presidencial Alberto Fernández y su aspirante a vicepresidenta y actual senadora Cristina Fernández, el dólar estadounidense subió más del 20 por ciento, mientras que el mercado bursátil nacional se desplomó un 38 por ciento, al igual que las acciones de las empresas argentinas. en Wall Street

«El escenario ocurrido en las encuestas nunca se había previsto antes, lo que fue una diferencia de 15 puntos a favor de la oposición, y por esta razón, estamos viendo una posibilidad aún más distante de la reelección del (presidente) Mauricio Macri, y esto causó una respuesta muy fuerte en los mercados», dijo Mercatante.

«Las empresas argentinas en Nueva York (Wall Street) se devaluaron cerca del 60 por ciento, el dólar subió un 20 por ciento en un solo día; el Banco Central aumentó las tasas de interés en 10 puntos y actuó un poco lento, pero a pesar de eso no pudo controlar el dólar mucho», agregó.

A los ojos de Mercatante, es probable que en los próximos días, Argentina enfrente turbulencias nuevas y fuertes en el mercado cambiario, con «herramientas cada vez más limitadas» para contener la situación.

«El gobierno actual y el Banco Central han logrado contener el dólar en momentos anteriores de crisis, con políticas como el aumento de las tasas de interés e intervenciones en el mercado con subastas de divisas y en el mercado de futuros, pero hoy tiene herramientas muy limitadas para controlar la situación», dijo.

El economista predijo una mayor inflación en los próximos meses como consecuencia de la devaluación del peso e indicó que los mercados también están respondiendo a las declaraciones hechas por la oposición, anticipando la devaluación y la depreciación de los activos argentinos.

Frente a un nuevo gobierno, independientemente de su orientación política, el experto creía que existen importantes desafíos en materia económica sobre cómo lidiar con la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los inversores privados, así como con la gran «bola» de notas de liquidez (Leliq) emitidas diariamente por el Banco Central.

El presidente Mauricio Macri anunció el miércoles un paquete de medidas económicas destinadas a proporcionar alivio a la gente después de la crisis económica después de las elecciones primarias del domingo.

El gobierno actual mantiene una política de corrección fiscal hasta que se logre la convergencia total, combinada con una línea de financiamiento del FMI por 56.300 millones de dólares estadounidenses.

Argentina acumuló una tasa de inflación del 22,4 por ciento en los primeros seis meses del año, junto con una tasa de desempleo del 10,1 por ciento y una caída en la industria manufacturera del 9,4 por ciento en comparación con el año pasado, según datos oficiales.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;