Los vehículos militares chinos se podían ver estacionados a menos de cinco millas (ocho kilómetros) de la frontera de Hong Kong en Shenzhen, el viernes.

Las imágenes muestran cientos de vehículos del servicio militar y de seguridad estacionados en el área que rodea el Centro Deportivo de la Bahía de Shenzhen.

El jueves, el embajador chino en el Reino Unido, Liu Xiaoming, realizó una conferencia de prensa donde dio una advertencia inequívoca a los manifestantes en Hong Kong diciendo que China «no se cruzaría de brazos y miraría» y que tenía «suficientes soluciones» y suficiente poder para calmar cualquier inquietud rápidamente».

Etiquetas: ; ;