Mientras la gente de toda la India celebraba un festival de hermanos cuando las hermanas ataban hilos sagrados en las muñecas de sus hermanos el 15 de agosto, una gran cantidad de aldeanos en el estado de Uttarakhand participaron en un festival tradicional inusual que consiste en arrojarse piedras a distancia.

A pesar de ser conscientes de que puede provocar lesiones graves en cualquier parte del cuerpo, las personas no dudaron porque es parte de un antiguo ritual realizado para apaciguar a la deidad hindú local Barahi Devi. Este año, más de 120 personas resultaron heridas.

Conocido como el festival «Bagwal» en el lenguaje local, el evento se celebra en el Templo Devidhura en el Distrito Champawat del estado.

Tradicionalmente, el festival Bagwal se celebra derramando la sangre como una ofrenda a la Diosa Barahi Devi.

El ritual involucra a un gran grupo de personas, separadas en dos grupos. Los participantes se atan las cabezas con tela y luego los miembros de un equipo arrojan piedras al grupo rival. Mientras están bajo ataque, todos intentan esquivar las piedras. Algunos usan escudos de bambú u otros instrumentos especiales para protegerse.

El ritual concluye cuando el sacerdote principal del templo saluda a los participantes para señalar el final del combate cuerpo a cuerpo.

Las autoridades locales, sin embargo, esperan, listas para atender a cualquier persona lesionada y se instalan campamentos médicos en la aldea. En el pasado, las autoridades también intentaron frenar las lesiones reemplazando las piedras con flores y frutas.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;