China convertirá la ciudad sureña de Shenzhen en un área de demostración piloto de socialismo con características chinas, dice un documento emitido por el CC del PCCh el domingo.

La construcción del área de demostración ayudará a profundizar la reforma y ampliar la apertura de manera integral, según el documento emitido por el Comité Central del Partido Comunista de China y el Consejo de Estado.

También es propicio para la implementación del plan del Área de la Bahía de Guangdong-Hong Kong-Macao y el cumplimiento del sueño chino de rejuvenecimiento nacional.

Para el 2025, Shenzhen se convertirá en una de las principales ciudades del mundo en términos de fortaleza económica y calidad de desarrollo. Según el documento, su aporte de investigación y desarrollo, su capacidad de innovación industrial y la calidad de sus servicios públicos y su entorno ecológico serán de primer nivel en el mundo.

Para el 2035, Shenzhen se convertirá en un modelo nacional de desarrollo de alta calidad, así como en un centro de innovación, emprendimiento y creatividad con influencia internacional.

A mediados del siglo XXI, la ciudad se convertirá en una de las mejores cosmópolis del mundo y en una marcapasos mundial con una competitividad excepcional, capacidad e influencia innovadoras, dice el documento.

Los talentos internacionales con permisos de residencia permanente chinos podrán establecer empresas de ciencia y tecnología y actuar como representantes legales de instituciones de investigación científica en Shenzhen.

Se harán grandes esfuerzos para promover el desarrollo de industrias emergentes con importancia estratégica y establecer un sistema de supervisión prudente e inclusivo con mayor flexibilidad, según el documento.

Shenzhen también desarrollará vigorosamente nuevas industrias, incluida la economía inteligente y la industria del cuidado de la salud, y apoyará la investigación sobre la moneda digital y la aplicación de innovaciones como el pago móvil.

La ciudad establecerá una universidad marítima y un centro nacional de investigación de aguas profundas, y explorará el establecimiento de un banco de desarrollo marítimo.

Shenzhen, una ciudad importante en la provincia de Guangdong, sur de China, es la primera zona económica especial del país. Tiene una población de aproximadamente 13 millones y su producto interno bruto alcanzó los 2,42 billones de yuanes (unos 346 mil millones de dólares estadounidenses) en 2018, un 7,6 por ciento más que el año anterior.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;