Un oficial de seguridad de las «fuerzas democráticas» de Siria fue asesinado y otros dos resultaron heridos el 18 de agosto, cuando un automóvil con trampa explosiva explotó cerca de una escuela que estaban vigilando en la ciudad de al-Qamishli, en el norte de Siria.

«Un coche bomba, que estaba estacionado frente a la escuela industrial en el distrito de al-Arbouiya, fue detonado de forma remota cuando el personal de las fuerzas de seguridad y la policía de tránsito se acercaron a él», dijo un reportero de la Agencia de Noticias Hawar (ANHA).

Las fuerzas de seguridad de las «FD»S reconocieron sus pérdidas en un comunicado oficial y dijeron que habían abierto una investigación sobre el atentado.

Como se esperaba, el ISIS se atribuyó la responsabilidad del ataque. El grupo terrorista afirmó que seis miembros del personal de las «FD»S murieron en la explosión.

A principios de este mes, un ataque similar en la ciudad de al-Qahtaniyah controlada por las «FD»S se cobró la vida de tres niños. El nuevo bombardeo indica que el grupo kurdo no ha aumentado las medidas de seguridad lo suficiente desde entonces.

Fuente

Etiquetas: ; ;