El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, acusó a China de «comportamiento coercitivo» en el Mar del Sur de China, luego de que el Pentágono impulsó sus propios ejercicios militares, pasajes de buques de guerra y sobrevuelos de bombarderos en la región.

China «la reciente escalada de esfuerzos para intimidar a otros con el desarrollo de recursos en el Mar Meridional de China es inquietante», escribió Bolton en un tuit el martes. Acusó a China de «comportamiento coercitivo y tácticas de intimidación que amenazan la paz y la seguridad regionales».

Bolton no especificó ningún incidente en particular, pero su tuit parece indicar que la Casa Blanca está arrojando su peso del lado de Filipinas, cuyas reclamaciones sobre el Mar del Sur de China se superponen con las de China. Durante el fin de semana, Manila protestó después de que un buque de guerra chino navegara a través de lo que Filipinas considera parte de su zona económica exclusiva (ZEE), y Beijing como parte de la suya.

Mientras tanto, Washington ha estado haciendo alarde de sus propias fuerzas marítimas frente a Beijing, lanzando regularmente lo que llama operaciones de libertad de navegación (FONOP), enviando buques de guerra para navegar el Mar del Sur de China, que aparentemente no cuenta como intimidación en los libros de Bolton. Dichos pasajes tienen como objetivo desafiar los «reclamos marítimos excesivos» de China, según el portavoz de la Séptima Flota de los Estados Unidos, el Comandante Clay Doss.

El Pentágono también intensificó sus ejercicios navales en el área y envió bombarderos estratégicos B-52 para sobrevolar la disputada isla en poder de China.

Funcionarios en Beijing han criticado las maniobras como «acciones provocativas» que violan la soberanía del país y dañan «la paz, la seguridad y el buen orden de los mares relevantes».

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;