El gobierno brasileño anunció el miércoles un plan para privatizar nueve empresas estatales.

La lista incluye el Correo Brasileño, la empresa de muelles del estado de Sao Paulo Codesp, la empresa de telecomunicaciones Telebras y la empresa pública Dataprev afiliada al Ministerio de Seguridad Social y Bienestar de Brasil.

El plan fue anunciado por la oficina presidencial después de una reunión entre el presidente Jair Bolsonaro y el personal del consejo del Programa de Asociación de Inversión.

Además, la oficina presidencial también expresó la intención de privatizar guarderías y cárceles, firmar contratos de concesión de los parques nacionales de Jericoacoara y Lencois Maranhenses en el noreste de Brasil y renovar el contrato de concesión del Parque Nacional Iguazú en la frontera con Argentina.

Según la ley brasileña, las empresas estatales no pueden privatizarse sin la aprobación del Congreso, y un análisis del Banco de Desarrollo de Brasil también es fundamental para la decisión del Congreso.

Más temprano en el día, se informó que el gobierno planeaba privatizar 17 empresas hasta finales de este año. Sin embargo, el gobierno lo negó, diciendo que el plan de privatización no tiene una fecha límite fija.

El gobierno brasileño, que actualmente posee 130 compañías en varias áreas, también planea privatizar varias otras compañías, incluida la compañía eléctrica Eletrobras, mientras que la privatización está pendiente de aprobación del Congreso.

Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de privatizar Petrobras, la compañía estatal de petróleo y gas más grande de Brasil, el jefe de gabinete Onyx Lorenzoni dijo que la administración aún no ha alcanzado un consenso sobre la posibilidad de privatizar el gigante petrolero.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;