Las mentiras y los chivos expiatorios son la influencia fundamental de la administración de Donald Trump, señaló el politólogo brasileño, Emir Sader, en un artículo publicado en La Habana.

Sader afirma que el presidente de los Estados Unidos emite un promedio de 20 mentiras por día y agrega, en un texto publicado en el sitio web Cubadebate, que el chivo expiatorio más grande para Trump son los mexicanos, a quienes considera «responsables de todos los problemas de los Estados Unidos».

Agrega que el presidente brasileño, Jair Bolsonario, y el presidente argentino, Mauricio Macri, son seguidores de Trump y también recurren a las mentiras.

«Bolsonaro y sus títeres mienten todo el tiempo y buscan atribuir al Partido de los Trabajadores los problemas actuales del país, como si no heredaran tres años de gobierno desastroso de Michel Temer y el restablecimiento del neoliberalismo», agregó el sociólogo, señalando que «la derrota de su amigo Macri los ha dejado desconcertados».

En su artículo, Sader critica al Ministro de Economía de Bolsonaro, Paulo Guedes, a quien describe como pinochetista (en referencia al dictador chileno Augusto Pinochet) y critica sus mentiras siendo las más escandalosas las que tienen que ver con el ex presidente encarcelado Luiz Inácio Lula da Silva.

‘Un gobierno que tiene 14 millones de desempleados, que no le preocupa en absoluto, acusa a Lula de no haber creado empleos para los brasileños. Lula, cuyo gobierno creó 22 millones de empleos formales para los brasileños’, señala irónicamente.

Así es como se comportan los títeres de Trump y el Fondo Monetario Internacional, concluye Sader.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;