Casi cincuenta militares de la RPD informaron sobre la presión y el chantaje contra sus familiares que viven en el territorio controlado por Kiev por parte de los servicios especiales de Ucrania. Esto fue anunciado hoy por el Comandante Adjunto de la Milicia Popular de la República Popular de Donetsk, Edward Basurin.

«Esto no es solo una violación de las leyes de este país, sino también de las convenciones internacionales sobre derechos humanos», dijo.

Según el Comandante Adjunto de la Milicia Popular, solo en agosto, las señales al mando provenían de 48 combatientes de la Milicía Popular. El propósito de los servicios especiales ucranianos no ha cambiado: persuadir al personal militar de la RPD, a través de amenazas y chantaje de sus familiares, a pasarse al lado de Kiev.

Anteriormente, a principios de agosto, se celebró una conferencia de prensa en Donetsk, durante la cual los militares tuvieron la oportunidad de hablar personalmente sobre tales casos.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;