La terminación del Tratado sobre la eliminación de misiles de mediano y corto alcance-INF no debería desencadenar otra ronda de una carrera armamentista, dijo el jueves el subsecretario general de las Naciones Unidas y alto representante para asuntos de desarme, Izumi Nakamitsu.

«El final del Tratado INF no debería ser el catalizador para una competencia renovada y sin restricciones en el desarrollo, adquisición y proliferación de misiles», dijo Nakamitsu en una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre las pruebas de misiles de los Estados Unidos.

«Me hago eco del llamado del Secretario General a todos los estados para evitar desarrollos desestabilizadores y buscar urgentemente un acuerdo sobre un nuevo camino común para el control internacional de armas», agregó.

El 18 de agosto, poco después de su retirada del Tratado sobre la eliminación de misiles de mediano y corto alcance-INF, Estados Unidos realizó una prueba de vuelo de un misil de crucero terrestre que había sido prohibido por ese tratado ya que su alcance excedía los 500 kilómetros. Funcionarios estadounidenses dijeron repetidamente que tal prueba podría llevarse a cabo a fines de agosto.

Además de eso, el Departamento de Defensa de EE.UU. planea probar un misil balístico terrestre de rango intermedio en noviembre. Según el Pentágono, sería un misil tipo Pershing-2. Los misiles Pershing-2 estadounidenses habían sido destruidos en virtud del Tratado INF en 1991.

Tras las pruebas de misiles de Estados Unidos, el presidente ruso Vladimir Putin dijo que Moscú estaba decepcionado por la prueba de un misil que obviamente se había desarrollado mucho antes de la retirada de Washington del Tratado INF.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;