El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha insinuado que su país estaba detrás de los últimos ataques contra depósitos de municiones en Irak pertenecientes a las Fuerzas de Movilización Popular (PMF).

En una entrevista con el Canal 9 de Israel, se le preguntó a Netanyahu si Israel actúa en Irak «si es necesario».

«Actuamos no solo ‘si es necesario’. Actuamos en muchos frentes que se enfrentan a un estado que busca destruirnos. Ciertamente, le di libertad de acción a las fuerzas de seguridad y les di instrucciones de hacer todo lo necesario para frustrar estas iniciativas iraníes». Dijo Netanyahu.

Agregó que lideró y que, en muchos aspectos, «todavía lidera los esfuerzos del mundo para neutralizar la amenaza iraní».

El martes, otra explosión golpeó un depósito de municiones ubicado al norte de Bagdad. Este fue el cuarto ataque de este tipo contra las instalaciones de PMF, que según los informes podría usarse para transportar armas a Siria y Líbano, desde julio. El PMF, que está compuesto principalmente por milicias chiítas, ha afirmado que aviones no tripulados israelíes llevaron a cabo el ataque, mientras actuaban en coordinación con la coalición liderada por Estados Unidos. La IDF no ha comentado sobre la información.

Hasta ahora, Israel solo ha admitido públicamente que lleva a cabo redadas en la vecina Siria como parte de su lucha contra Irán en la región. La última vez que Israel se atribuyó oficialmente la responsabilidad del bombardeo de Irak se remonta a 1981, cuando la Fuerza Aérea israelí destruyó la central nuclear de Osirak, que se encontraba en construcción al sureste de Bagdad.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;