China e Irán revalidaron hoy aquí su postura de defensa del sistema multilateral, las normas básicas de los nexos internacionales, la no injerencia en asuntos internos y el respeto entre los distintos países del mundo.

Durante pláticas formales, los ministros de Relaciones Exteriores de ambas naciones, Wang Yi, y Mohammad Javad Zarif, respectivamente, enfatizaron en la necesidad de salvaguardar esos principios ante la prevalencia de la inseguridad, el unilateralismo y las tensiones geopolíticas en el planeta.

Con ese propósito, el canciller chino consideró necesario que Beijing y Teherán estrechen la comunicación estratégica y trabajen con otros estados.

Respecto al tema nuclear, Wang expresó respaldo a los esfuerzos de la república islámica para salvar el Plan Integral de Acción Conjunta (Jcpoa, por sus siglas en inglés) tras la salida de Washington y a sus demandas legítimas en ese asunto.

Asimismo, aseguró que China seguirá implementando el pacto, cumplirá con sus obligaciones internacionales y jugará un rol activo en la distensión de la zona del golfo Pérsico.

Zarif, por su parte, manifestó la voluntad de Irán de profundizar la cooperación económica, cultural, político y científico-técnica con China en el contexto del proyecto de la Franja y la Ruta de la Seda.

También informó a la contraparte local sobre su reciente estancia en Europa para abordar la cuestión del Jcpoa y buscar una salida mediante el diálogo y la consulta.

Esta es la tercera visita del año de Zarif a China. Estuvo antes aquí en febrero y mayo pasados, ocasiones en las cuales Wang Yi reafirmó el rechazo a las sanciones unilaterales de Estados Unidos contra Irán y especialmente el alcance extraterritorial.

También insistió en mantener, eliminar obstáculos y contribuir a la implementación completa del pacto nuclear, considerado un hito diplomático y fue firmado por Rusia, China, Reino Unido, Alemania, Francia, Estados Unidos e Irán en 2015. mgt/ymr

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;