La segunda ronda de sanciones estadounidenses impuestas a Rusia sobre el llamado caso Skripal está entrando en vigor. Los expertos entrevistados por TASS creen que las nuevas restricciones no dañarán la economía de Rusia más que las guerras comerciales, incluida la que se produce entre los EE.UU. y China, y la volatilidad del mercado petrolero.

Las nuevas sanciones prohíben a los bancos estadounidenses «participar en el mercado primario de deuda soberana rusa denominada en rublos y prestar fondos denominados en rublos al gobierno ruso». Las sanciones también incluyen «la oposición de los Estados Unidos a la extensión de cualquier préstamo o asistencia financiera o técnica a Rusia por parte de instituciones financieras internacionales, como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional» y la «adición de restricciones de licencias de exportación para bienes controlados por el Departamento de Comercio y Tecnología».

Según los expertos de Renaissance Capital, los participantes del mercado tomaron en cuenta las sanciones después de que se anunciaron, por lo que cuando las restricciones finalmente entren en vigencia, no tendrán mucho impacto en el mercado.

El experto de Alfa Capital, Vladimir Bragin, está de acuerdo en que es poco probable que el mercado reaccione ante la entrada en vigor de las nuevas sanciones. «Los inversores generalmente responden a tales movimientos de inmediato, no esperan que las sanciones entren en vigencia», explicó.

Los expertos no esperan que las nuevas sanciones creen dificultades para el Ministerio de Finanzas de Rusia en lo que respecta a la colocación de Eurobonos.

«Incluso si el Ministerio de Finanzas enfrenta una falta de demanda, podrá reemplazar los préstamos extranjeros con préstamos internos», dijeron expertos de Renaissance Capital.

«Las sanciones más severas sobre el caso Skripal se refieren a la prohibición de la participación de los bancos estadounidenses en el mercado primario de la deuda soberana rusa denominada en rublos. Sin embargo, la deuda nacional de Rusia representa solo el 12% de su PIB y el presupuesto federal se mantendrá en excedente siempre que los precios del petróleo no bajen a menos de $ 50 por barril. En otras palabras, estas restricciones no dañarán seriamente los intereses económicos de Rusia», dijo Natalia Orlova, economista jefa de Alfa-Bank.

Mientras tanto, las nuevas sanciones de Estados Unidos muestran que la presión política sobre Rusia todavía existe y que se pueden introducir más sanciones en el futuro, lo que amenazará el mercado del país, dicen los economistas.

«Sin embargo, tales amenazas no son una sorpresa para los inversores, el mercado ruso ha estado en alerta máxima durante bastante tiempo, por lo que los inversores han acumulado inmunidad a tales desarrollos», dijo el analista de Veles Capital, Yuri Kravchenko.

Según los expertos de Renaissance Capital, las nuevas sanciones apenas tendrán un impacto significativo en la economía rusa, mientras que los enfrentamientos comerciales y la disminución de los precios del petróleo pueden tener consecuencias más graves.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;