El domingo, el presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que los líderes de los países del G7 habían acordado ayudar a los países de la cuenca del Amazonas a combatir los incendios forestales que describió como una grave crisis internacional, mientras criticaba a su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, por no seguir a su obligaciones para mitigar el cambio climático.

El gobierno brasileño rechazó una oferta de ayuda de los países del G7 para poner fin a los incendios en el Amazonas, según AFP.

«Apreciamos [la oferta], pero tal vez esos recursos son más relevantes para la reforestación de Europa», dijo Onyx Lorenzoni, jefe de gabinete del presidente Jair Bolsonaro, al sitio web de noticias G1, según lo citado por AFP.

El lunes, Macron anunció que el G7 «enviaría inmediatamente a los países amazónicos […] apoyo financiero por un valor de al menos 20 millones de euros».

La selva amazónica, que produce alrededor del 20 por ciento del oxígeno atmosférico de la Tierra, está ardiendo en incendios forestales a un ritmo récord y ha llamado la atención internacional.

Activistas ambientales han organizado protestas en las embajadas de Brasil en todo el mundo y acusan al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, de apoyar a los agricultores que están quemando la selva tropical para expandir las tierras agrícolas.

El sábado, las autoridades brasileñas desplegaron tropas en un intento de combatir el desastre ambiental en curso.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;