El presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió que sería un «error estratégico» para las naciones occidentales no cambiar su actitud hacia Moscú.

«Estamos viviendo el fin de la hegemonía occidental», dijo Macron a los diplomáticos el martes, luego de organizar la reunión del G7 en la ciudad de Biarritz en la costa atlántica de Francia durante el fin de semana. Llamó al surgimiento de Beijing y Moscú como signos de un cambio en la escena mundial.

Alejar a Rusia de Europa es un profundo error estratégico.

«Estamos empujando a Rusia al aislamiento, lo que aumenta las tensiones, o nos aliamos con otras potencias importantes como China, que no serían de nuestro interés», dijo Macron, pidiendo el «replanteamiento» de las relaciones con Moscú. De lo contrario, Europa se verá atrapada con «conflictos congelados» y seguirá siendo «un teatro para la lucha estratégica entre Estados Unidos y Rusia», subrayó.

El líder francés también habló sobre la «crisis sin precedentes» que afecta a la economía de mercado global.

El orden mundial está siendo sacudido como nunca antes.

«Está siendo sacudido por los errores cometidos por Occidente en ciertas crisis, pero también por las elecciones hechas por Estados Unidos en los últimos años, y no solo por la administración actual».

Estas «elecciones» están impactando «los conflictos en el Medio y en otros lugares, por lo que es necesario repensar las estrategias militares y diplomáticas», señaló el presidente.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;