El lunes, los presidentes de Estados Unidos y Francia acordaron que Irán no debe obtener armas nucleares y que debe cumplir con las obligaciones internacionales en esta área. Además, el presidente estadounidense Trump no descartó reunirse con su homólogo iraní Rouhani para discutir un nuevo acuerdo si se crean las condiciones necesarias.

El presidente iraní, Hassan Rouhani, dijo en un comunicado emitido el martes por la televisión local que Irán «nunca ha querido armas nucleares».

Al comentar sobre el acuerdo nuclear iraní, el presidente Rouhani advirtió que Teherán continuará reduciendo sus compromisos nucleares a menos que Estados Unidos levante sus sanciones «ilegales». Según Rouhani, aliviar las sanciones podría ser un primer paso para las negociaciones, y agregó que de lo contrario no habrá cambios en el status quo.

«Sin la eliminación de las sanciones y abandonando el camino erróneo que ha elegido Estados Unidos, no veremos ningún cambio positivo. Washington tiene la clave de los cambios positivos», dijo Rouhani durante un discurso transmitido por la televisión iraní.

Irán fue un tema destacado de discusión en el foro del G7 en Biarritz, Francia. Durante la cumbre, el presidente Trump dijo que tenía un «buen presentimiento» sobre las negociaciones con Irán.

Los lazos entre Washington y Teherán se deterioraron significativamente cuando la administración Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán y volvió a imponer sanciones contra la República Islámica. Trump argumentó que el acuerdo nuclear existente era «defectuoso» y sugirió reiteradamente reunirse con funcionarios iraníes para negociar un nuevo acuerdo. Hasta ahora, Teherán ha rechazado estas ofertas, diciendo que Estados Unidos debería levantar primero las sanciones, ya que el país no negociará mientras esté «bajo presión».

Fuente

Etiquetas: ; ; ;