Moscú está preocupado por la escalada del conflicto del Medio Oriente luego de un ataque con drones israelíes contra el centro de prensa de Hezbolá en Líbano, dijo el lunes el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

«Moscú está seriamente preocupado por la escalada recurrente de tensiones en esta región», dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores. «La parte rusa ha subrayado en repetidas ocasiones el peligro de tales acciones en medio de la atmósfera altamente tensa en la región y advirtió que podrían desencadenar un conflicto armado a gran escala con consecuencias impredecibles».

«Una vez más, pedimos a las partes que demuestren una moderación absoluta y cumplan estrictamente con el derecho internacional, incluidas las resoluciones correspondientes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas», agregó el ministerio.

El incidente ocurrió el 25 de agosto, recordó el ministerio. «Los libaneses están preparados para llevar a cabo una investigación exhaustiva del incidente, incluido un examen técnico del dron espía y los fragmentos del dron de combate del que se han apoderado», señaló el ministerio. «El presidente libanés Michel Aoun y el primer ministro Saad Hariri ya han emitido declaraciones oficiales que describen el incidente como un acto de agresión contra el Líbano, que viola su soberanía, infringe el derecho internacional y amenaza la seguridad regional. La parte israelí no ha hecho comentarios después del incidente».

Además, el 26 de agosto, Israel lanzó ataques aéreos contra las posiciones del Comando General del Frente Popular para la Liberación de Palestina, un grupo radical, en el Líbano. «La situación se ve agravada por los ataques aleatorios de Israel contra objetivos en la vecina Siria que se dice que están destinados contra la ‘amenaza iraní’. El último ataque de este tipo en una instalación militar cerca de Damasco tuvo lugar este fin de semana», agregó el ministerio.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;