La cumbre del G7 tuvo lugar en Biarritz, Francia, en el período del 24 al 26 de agosto, en la que participaron líderes de Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia, Japón, Canadá y el Reino Unido, así como el principal burócrata de la UE, Donald Tusk.

Los participantes del G7 publicaron una declaración conjunta sorprendentemente breve que aborda un número muy limitado de preguntas globales:

Los líderes del G7 desean subrayar su gran unidad y el espíritu positivo de los debates. La Cumbre del G7 organizada por Francia en Biarritz ha producido con éxito acuerdos de los Jefes de Estado y de Gobierno en varios puntos resumidos a continuación:

Comercio

El G7 está comprometido con el comercio mundial abierto y justo y con la estabilidad de la economía global.

El G7 solicita que los Ministros de Finanzas supervisen de cerca el estado de la economía global.

Por lo tanto, el G7 desea revisar la OMC para mejorar la eficacia con respecto a la protección de la propiedad intelectual, resolver las disputas con mayor rapidez y eliminar las prácticas comerciales desleales.

El G7 se compromete a alcanzar en el 2020 un acuerdo para simplificar las barreras regulatorias y modernizar los impuestos internacionales en el marco de la OCDE.

Irán

Compartimos plenamente dos objetivos: garantizar que Irán nunca adquiera armas nucleares y fomentar la paz y la estabilidad en la región.

Ucrania

Francia y Alemania organizarán una cumbre en el formato de Normandía en las próximas semanas para lograr resultados tangibles.

Libia

Apoyamos una tregua en Libia que conduzca a un alto el fuego a largo plazo.

Creemos que solo una solución política puede garantizar la estabilidad de Libia.

Llamamos a una conferencia internacional bien preparada para reunir a todas las partes interesadas y actores regionales relevantes para este conflicto.

Apoyamos a este respecto el trabajo de las Naciones Unidas y la Unión Africana para establecer una conferencia inter libia.

Hong Kong

El G7 reafirma la existencia y la importancia de la Declaración conjunta chino-británica de 1984 sobre Hong Kong y pide que se evite la violencia.

Después del G7 en el 2018, cuando el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, retiró su firma de la declaración final, algunos medios de comunicación convencionales mostraron el 2019 como un éxito. Sin embargo, es solo otra indicación de que el formato está muriendo después de la exclusión de Rusia.

No sorprende que el regreso de Rusia se haya convertido en uno de los temas clave durante la cumbre del G7. The Guardian incluso repitió que hubo una especie de escándalo sobre este tema con el líder de Estados Unidos argumentando abiertamente que Rusia debería volver.

El formato G7 está muerto

«Rusia será readmitida en el grupo, rechazando los argumentos de que debería seguir siendo una asociación de democracias liberales», según los diplomáticos en la cumbre en Biarritz.

El desacuerdo condujo a intercambios acalorados en una cena el sábado por la noche dentro del faro del siglo XIX del balneario. Según fuentes diplomáticas, Trump argumentó enérgicamente que Vladimir Putin debería ser invitado de regreso, cinco años después de que Rusia fuera expulsado del entonces G8 por el regreso de Crimea como parte del país euroasiático.

De los otros líderes alrededor de la mesa, solo Giuseppe Conte, el primer ministro italiano saliente, ofreció a Trump algún apoyo, según esta cuenta. Shinzo Abe de Japón fue neutral. El resto, el británico Boris Johnson, la alemana Ángela Merkel, el canadiense Justin Trudeau, el presidente del consejo de la UE, Donald Tusk, y el presidente francés, Emmanuel Macron, rechazaron firmemente la sugerencia, informó The Guardian.

El informe fue seguido por una declaración oficial de Trump de que tener a Rusia en el grupo «es mejor que tenerlos fuera» del G7. Entonces, la parte del informe de The Guardian sobre la postura de Trump sobre el tema era cierta. Al mismo tiempo, el periódico afirmó que todos los demás estaban en contra. Miremos más de cerca:

Italia apoyó la idea.

El informe afirmaba que Japón era neutral. Sin embargo, de hecho, Japón está interesado en la expansión de formatos diplomáticos para el diálogo con Rusia, especialmente con respecto a la cuestión de las Islas Kuriles. Las conversaciones bilaterales sobre este tema son un callejón sin salida para Japón porque para Rusia no va tener ninguna consecuencia. La única posibilidad de que Shinzo Abe progrese es en formatos más amplios con la ayuda de sus aliados occidentales.

El presidente francés, Emmanuel Macron, presuntamente estaba en contra de este movimiento durante el G7. Sin embargo, otras declaraciones francesas indican claramente que París actuará en el marco de su Gran Hermano, los Estados Unidos. No le corresponde a Francia, que perdió gran parte de su influencia bajo la nueva presidencia, decidir.

La alemana Ángela Merkel vinculó oficialmente el regreso de Rusia a la implementación de los acuerdos de Minsk relacionados con la situación en el este de Ucrania. Crimea está mucho más allá de la retórica diplomática de Merkel.

De hecho, el Reino Unido y Canadá fueron las únicas potencias realmente en contra del regreso de Rusia. Desde el comienzo del primer mandato de Trump, el Reino Unido ha sido el poder clave que representa los intereses del establishment euroatlántico. Entonces, no hay sorpresa en esto. Al mismo tiempo, Canadá no es un estado realmente soberano que pueda proporcionar una política exterior realmente independiente. Es un secreto a voces que el Reino Unido todavía designa un Gobernador General de Canadá que tiene una amplia gama de opciones para influenciar la política canadiense, por ejemplo, para disolver el Parlamento.

El presidente del consejo de la UE, Donald Tusk, también estaba en contra, según The Guardian. Sin embargo, no queda claro qué hizo allí. Es el G7, no el G7 + los «burócratas de la UE». Si hay una decisión de invitar a varias personas a la cumbre para divertirse, se recomienda invitar al presidente ucraniano Vladimir Zelensky en el 2020. Usaría sus habilidades de comediante para hacer un gran espectáculo para los participantes.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;