En junio de 2016, el pueblo de Gran Bretaña votó por poco a favor de salir de la Unión Europea. Desde entonces, el Parlamento ha estado en un punto muerto sobre cómo llevar a cabo el Brexit y Boris Johnson parece haberse quedado sin paciencia.

Según los informes, el gobierno de Boris Johnson pedirá a la Reina que suspenda el Parlamento solo unos días después de que los parlamentarios regresen a trabajar la próxima semana en un intento por obstaculizar los esfuerzos para frustrar un Brexit sin acuerdo.

Downing Street organizaría un discurso de la reina el 14 de octubre, solo unos días antes de la fecha límite del Brexit.

Los parlamentarios apenas tendrían tiempo para aprobar leyes que impidan que Johnson saque a Gran Bretaña de la UE el 31 de octubre.

La noticia llega solo horas después de que el líder laborista Jeremy Corbyn se reunió con los líderes de la oposición y acordaron un pacto para frustrar un Brexit sin acuerdo.

Los parlamentarios acusarán inevitablemente a Johnson de ser antidemocrático, pero se cree que está apostando por el apetito del público por la entrega del Brexit.

Una fuente de Downing Street le dijo a la BBC: «Es hora de que un nuevo gobierno y un nuevo primer ministro establezcan un plan para el país después de que salgamos de la UE».

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;