Familiares de víctimas de asesinatos policiales organizaron el martes una marcha por la justicia en la capital, Buenos Aires.

La quinta marcha nacional contra las fuerzas de seguridad comenzó en el edificio del Congreso Nacional y se dirigió hacia la Plaza de Mayo. Muchos llevaban camisetas o llevaban carteles y pancartas con los nombres y rostros de las víctimas.

Hablando en el mitin estuvo Yanina Zarzoso, madre de Camila López, de 13 años, quien fue asesinada en mayo junto con tres amigos en San Miguel del Monte. El caso reavivó el debate sobre la violencia policial en Argentina, un tema que los organizadores buscan destacar.

Según un informe del Coordinador contra la Policía y la Represión Institucional (CORREPI), un total de 6.564 muertes han ocurrido a manos de las fuerzas de seguridad desde la transición de Argentina a la democracia en 1983.

Casi el 20% de ellos ocurrieron desde que Mauricio Macri asumió el cargo en el 2015, con una víctima reclamada cada 21 horas en promedio. Los críticos acusan al gobierno de relajar las regulaciones sobre el uso de armas de fuego por parte de la fuerza de seguridad.

Etiquetas: ; ;