El Angels of Liberty Institute presentó una solicitud ante la Corte Penal Internacional para investigar al presidente brasileño Jair Bolsonaro por su responsabilidad en los incendios que actualmente están devorando la selva amazónica.

Según la petición, los incendios «son un reflejo de los proyectos de Bolsonaro y su grupo político, que solo se llevan a cabo a través del genocidio de las poblaciones locales, incluidos los pueblos indígenas».

El Instituto también afirma que existe una situación de «genocidio cultural, debido al exterminio de elementos de las culturas locales, incluida la aniquilación de la biodiversidad».

La solicitud describe la ‘disculpa notoria por el garimpo (mina de diamantes) y la minería en tierras indígenas, defendida por Bolsonaro y basada en declaraciones que en sí mismas socavan a los pueblos indígenas, dada su cultura, dependiendo del medio ambiente nativo’.

Firmado por los abogados Flavia Pinheiro Froes, Nicole Giamberardino Fabre, Daniel Sánchez Borges, Ramiro Rebouças y Paulo Cuzzuol, la petición argumenta que el político de extrema derecha debe ser investigado por cometer crímenes contra la humanidad, abogar por el genocidio de los pueblos indígenas del Amazonas, la tortura, desaparición forzada y políticas indiscriminadas de homicidio y exterminio.

Según datos publicados recientemente por el Instituto Nacional de Investigación Espacial, la región amazónica registró más de la mitad de los 71,497 incendios forestales detectados en Brasil entre enero y agosto, 83% más que los registrados durante el mismo período del año pasado.

«Los problemas de deforestación y quema en el Amazonas son antiguos, pero el empeoramiento de esta situación en 2019 es el resultado directo del comportamiento del gobierno de Jair Bolsonaro», denuncia una declaración conjunta de la red brasileña de organizaciones no gubernamentales.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;