Las acciones para reducir los focos de calor en la región de la Chiquitanía, en el departamento de Santa Cruz (este), y ayudar a los afectados por los incendios forestales continúan hoy con gran intensidad.

El Gabinete de Emergencia Ambiental se reunirá en el centro de comando en el municipio de Roboré para coordinar nuevas tareas en el enfrentamiento a los focos de calor que todavía se registran en el departamento de Santa Cruz.

Asimismo, el presidente de Bolivia, Evo Morales, se reunirá con la población de Roboré para atender sus demandas.

Más de cuatro mil brigadistas trabajan en las zonas donde se registraron los incendios para sofocar los focos de calor, ayudar a las familias afectadas y asistir a los animales en peligro.

‘Cuando el pueblo boliviano se une, nada es imposible. Los bolivianos enfrentamos la adversidad con la solidaridad. No vamos a abandonar a las comunidades de nuestra Chiquitania’, expresó recientemente el jefe de Estado en su cuenta en Twitter.

También exhortó a todos los bolivianos a sumarse a la construcción de un programa de recuperación de la Chiquitania.

‘Ayúdenme, ayúdennos, cómo podemos hacer un gran programa de recuperación. No estamos mal económicamente, es posible invertir, pero inversión que realmente beneficie a los lugareños, a zonas afectadas, es una responsabilidad de todos’, expresó la víspera durante un encuentro con productores y empresarios ganaderos.

El Gobierno trabaja instensamente para extinguir los incendios que se reportaron en el oriente del país, en coordinación con las autoridades de Santa Cruz, las Fuerzas Armadas, la Policía y Bomberos, además de voluntarios y pobladores de la zona.

En las últimas horas, las autoridades confirmaron la extinción del 85 por ciento de los focos de calor, lo que muestra el retroceso de las llamas.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;