La noticia llega en medio de las continuas protestas en el centro financiero, que según los informes se volvió violento la semana pasada por primera vez desde que cientos de miles de residentes de Hong Kong salieron a las calles hace casi dos meses.

La guarnición del Ejército Popular de Liberación en Hong Kong dijo el jueves que el ejército chino hará «nuevas» contribuciones para mantener la prosperidad y estabilidad de Hong Kong, informó Reuters, citando a la agencia de noticias Xinhua.

Según el informe de los medios, el ejército chino ha completado una rotación de tropas de rutina en Hong Kong, con las fuerzas aéreas, terrestres y marítimas entrando en el territorio.

Las protestas en el centro financiero comenzaron hace más de dos meses después de que la legislatura local abriera un debate sobre un proyecto de ley que permitiría la extradición a China continental. La directora ejecutiva de la ciudad, Carrie Lam, ha declarado que el proyecto de ley está «muerto», aunque según los manifestantes no ha sido eliminado oficialmente del registro.

Los manifestantes exigen que se retire oficialmente el proyecto de ley ofensivo. Los locales también quieren que las autoridades municipales implementen el sufragio universal y retiren los cargos penales contra los manifestantes.

La semana pasada, las manifestaciones se volvieron violentas, con la policía disparando tiros de advertencia por primera vez en tres meses. A mediados de agosto, los manifestantes ocuparon el aeropuerto internacional de Hong Kong. La manifestación pacífica se convirtió en enfrentamientos feroces con algunos policías chinos que resultaron heridos. Beijing condenó lo que describió como las acciones violentas de los manifestantes, llamándolos «actos casi terroristas».

El Reino Unido y los Estados Unidos han expresado su preocupación por los presuntos actos de violencia que ocurrieron durante las principales protestas en Hong Kong. Beijing advirtió contra la interferencia extranjera en los asuntos internos de Hong Kong.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, calificó la situación en Hong Kong en medio de recientes protestas masivas como la más grave desde el regreso de la región a China en 1997.

En 1997, Hong Kong se convirtió en la primera región administrativa de China bajo una política de «un país, dos sistemas». La medida puso fin al dominio colonial de Gran Bretaña de la región.

Hong Kong, que según los informes goza de un nivel de autonomía de China, a excepción de las políticas exteriores y de defensa, tiene un sistema legal que difiere significativamente de Beijing.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;