Los líderes de la Fuerza Revolucionaria Alternativa Común (FARC) dijeron que ‘sienten vergüenza’ después del anuncio del ex comandante de bloque Iván Márquez de que algunos de los ex combatientes tomarán las armas y continuarán luchando en la guerra de guerrillas, en una conferencia de prensa en Bogotá el jueves.

El líder del partido de las FARC, Rodrigo Londono, también conocido como «Timochenco», se disculpó «con el pueblo colombiano y la comunidad internacional» y calificó el anuncio de Márquez y sus aliados como un «error ilusorio».

Londono también quería dejar en claro que «los firmantes del discurso rompieron públicamente con nuestro partido» y que los miembros de su partido siguen dispuestos «a dar todo por la paz y la justicia social».

El presidente colombiano, Iván Duque, aseguró a la nación que este no es el nacimiento de una nueva fuerza guerrillera, sino que «ante las amenazas criminales de una banda de narcoterroristas que tienen el refugio y el apoyo de la dictadura de Nicolás Maduro» ofreció «tres mil millones de pesos colombianos [aproximadamente un millón de dólares] por cada persona que aparece en la transmisión del video desde las primeras horas del jueves por la mañana”.

Patricia Linares, presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de Colombia, dijo el jueves que los miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia que decidan tomar las armas perderán los beneficios establecidos por el acuerdo de paz firmado en La Habana en el 2019.

Etiquetas: ; ;