La policía de Hong Kong ha prohibido una manifestación y marcha del sábado, en un esfuerzo por garantizar la seguridad ciudadana y el orden social frente a los llamados a difundir la violencia.

Kwok Pak-chung, comandante de la policía de Hong Kong, dijo a los periodistas que las marchas y manifestaciones estaban prohibidas en los distritos centrales y occidentales, con el fin de proteger los derechos y la libertad de otros habitantes, ya que se vieron nuevas publicaciones en las redes sociales que alientan a los «manifestantes».

Como recordó Kwok, las actividades recientes de este tipo se volvieron demasiado violentas, a menudo se extendieron a otras áreas no incluidas en las rutas aprobadas, donde los «manifestantes» destrozaron los edificios públicos, atacaron a los agentes de policía con dispositivos letales y también se enfrentaron con los ciudadanos.

Kwok agregó que la policía debe tomar medidas proactivas y prevenir disturbios, ya que considera que es probable que los radicales se unan a las marchas y lideren actos extremos.

Ante este escenario, los representantes empresariales firmaron una carta sugiriendo otorgar mayor poder a los cuerpos de seguridad o invocando el artículo 18 de la Ley Básica, la Carta Magna de Hong Kong, para detener los disturbios y restaurar la paz, según informó el periódico Global Times.

Este artículo contempla la declaración de un estado de emergencia en la zona, cuando la unidad o seguridad nacional está en peligro y las autoridades locales no pueden controlar la situación.

Fuente

Etiquetas: ;