El gobierno de la República Popular de China protestó enérgicamente contra la Casa Blanca y algunos congresistas estadounidenses por criticar las detenciones legales de los «manifestantes» radicales en Hong Kong.

«Según los informes de los medios, algunos senadores del Congreso de Estados Unidos y funcionarios de la Casa Blanca criticaron las detenciones legales», dice el comunicado.

Se señala que los funcionarios estadounidenses se pronunciaron en defensa de los elementos criminales que habían violado la ley y exigieron que la administración de Hong Kong retirara los cargos. También en los Estados Unidos, amenazaron con aprobar un proyecto de ley de sanciones contra Hong Kong.

“Tales declaraciones distorsionan la realidad. La parte china expresa su profunda insatisfacción y una fuerte protesta al respecto”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

Anteriormente, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China protestó por las declaraciones de los países del G7 sobre las protestas en Hong Kong.

Fuente

Etiquetas: ; ;