El Reino Unido está a un paso de su propia revolución en medio de las últimas decisiones extremadamente impopulares del nuevo primer ministro del país, Boris Johnson.

Según los medios locales, hoy cientos de miles de ciudadanos salieron a las calles de las ciudades oponiéndose al «congelamiento» del parlamento iniciado por Johnson. Las manifestaciones se desarrollaron en Birmingham, Glasgow, Liverpool, Manchester, Newcastle. Las protestas sacuden la capital y otras ciudades del Reino Unido.

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbin, ya ha apoyado a los manifestantes, haciendo hincapié en que los ciudadanos tienen todo el derecho de expresar su desacuerdo con las decisiones del Primer Ministro. Además, en una red social, Corbin acusó a Johnson de «erradicar la democracia» y llamó a todas las ciudades del reino a unirse a las manifestaciones.

Como News Front informó anteriormente, el primer ministro británico, Boris Johnson, envió a la reina Isabel II una solicitud de suspender el parlamento hasta el 14 de octubre de este año. La solicitud fue aprobada, a pesar de las fuertes críticas de muchas facciones parlamentarias, que ni siquiera excluyeron la destitución del gobierno.

Fuente

Etiquetas: ; ;