Un influyente diario de China censuró hoy y consideró una intromisión en los asuntos internos de Hong Kong un reporte falso de Reuters, tras asegurar que la agencia británica busca distorsionar los acontecimientos en ese territorio.

El periódico Global Times denunció que dicho medio el viernes pasado publicó un despacho exclusivo con supuestas declaraciones de tres fuentes anónimas, las cuales se creen son fabricadas o se trata de conspiradores.

Según Reuters, la jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, este verano envió a Beijing una propuesta con las cinco demandas principales de los manifestantes, pero fue rechazada.

No obstante, la agencia reconoció que nunca vio el supuesto documento.

Global Times también criticó que el medio extranjero de prensa se refiriera de forma incorrecta a un simposio celebrado el pasado 7 de agosto entre la oficina de enlace del Gobierno central de China y las autoridades de la región administrativa especial.

A su juicio, tales acciones de Reuters son comparables con las protestas violentas que ocurren en las calles de Hong Kong desde junio último, pues coinciden con un momento crítico de la crisis allí y buscan sembrar la discordia entre las autoridades locales y Beijing.

‘Las noticias falsas sobre concesiones del gobierno hongkonés a los manifestantes tienen el objetivo de incitar a más violencia (?), provocar más disturbios y la conducta destructiva’, acotó el medio, centrado en temas internacionales y perteneciente al Diario del Pueblo, el órgano oficial del Partido Comunista de China.

Denunció que fuerzas externas intentan sabotear los lazos entre los habitantes del territorio sureño y de China continental, y ?en el caso de la corporación británica- trató de mostrar una imagen errónea de la situación y arruinar los esfuerzos para contener la agitación.

Enfatizó en que Reuters incumplió con la ética del periodismo de agencia y ahora existe la sospecha de que el reporte sea una maniobra encubierta de órganos de inteligencia para las cuales trabaja como cómplice.

Finalmente, Global Times calificó de bochornoso que una de las principales organizaciones de prensa del mundo recurra a las noticias falsas para influenciar la opinión pública en contra de los líderes del territorio y del país.

Autoridades de Hong Kong y China insisten a la prensa extranjera en reportar con objetividad y sin manipulación los sucesos de esa región administrativa especial, bajo la presión de continuas protestas desde junio pasado que dejaron más de 900 detenidos y varios lesionados.

Asimismo, deploran que se exagere y distorsione la actual situación allí.

La semana pasada la televisora estadounidense CNN pidió disculpas a la policía de Hong Kong por divulgar informaciones falsas sobre la respuesta de los oficiales durante las protestas del domingo 25 de agosto.

El vicepresidente del canal, Roger Clark, envió una carta lamentando que por error fue colocado un titular responsabilizando a los agentes de usar bombas de petróleo y cañones de agua contra los manifestantes.

Un video confirmó que, por el contrario, las fuerzas del orden sí resultaron agredidas de esa manera.

La CNN luego rectificó la falta en su página web y prometió trabajar en lo adelante por informar los hechos de forma clara y balanceada. Sin embargo no precisó cómo incurrió en el error.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;