Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) informaron que se lanzaron misiles antitanque desde el Líbano en dirección a instalaciones militares en el norte del país.

El ejército israelí señaló que varios misiles guiados antiaéreos fueron lanzados a una base militar y vehículos en la aldea israelí de Avivim, y algunos de ellos «dieron en el blanco», informa DW.

Uno de ellos golpeó un automóvil del ejército, el otro un puesto militar cerca de la frontera.

El mismo día, representantes del grupo Hezbolá dijeron que destruyeron un vehículo militar israelí, hiriendo y matando a sus pasajeros. Las autoridades israelíes han negado información sobre las víctimas, destacando que ninguno de los militares israelíes resultó herido en el ataque desde el Líbano.

En respuesta, Israel llevó a cabo bombardeos con helicópteros y bombardeos de objetos en el sur del Líbano, que, según el ejército israelí, eran «fuentes de fuego». En total, se dispararon alrededor de cien granadas de mortero.

Según las autoridades libanesas, el ejército israelí lanzó 40 misiles en las instalaciones fronterizas fuera de los asentamientos de Yarun, Marun ar-Ras y Aitarun.

El primer ministro libanés, Saad Hariri, pidió a Estados Unidos y Francia que intervengan en el conflicto y calmen la situación en la frontera libanés-israelí.

El ejército israelí recomendó que los residentes de la zona fronteriza estuvieran lo más cerca posible de los refugios antiaéreos, pero indicó que el bombardeo probablemente finalizó.

Las fuerzas de mantenimiento de la paz de la ONU estacionadas temporalmente en el Líbano mantienen contacto con ambos lados del conflicto en la frontera y les instan a abstenerse de intensificar la situación.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;