El sector industrial de Europa y Asia está en crisis por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que amenaza con empeorar por la entrada en vigor de nuevos aranceles, coincidieron hoy expertos.

El marcado deterioro de las perspectivas del próximo año sugiere que las compañías esperan una situación más dura, comentó Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS Markit.

Por su parte, la agencia de noticias Bloomberg destacó que en ambas regiones continúa en picada el índice de gerentes de compras.

El deterioro de ese dato aumenta la presión sobre las autoridades asiáticas para incrementar su respaldo a políticas que estimulen la economía, consideró.

La perspectiva de crecimiento global es la más baja desde la crisis financiera de hace una década, por lo cual los bancos centrales comenzaron a reducir las tasas de interés, subrayó la fuente.

Según Bloomberg, en Asia, Japón, Corea del Sur y Taiwán son las naciones más afectadas por la disputa entre Washington y Beijing.

Situación similar sufre el llamado viejo continente, donde la actividad fabril se redujo en los últimos siete meses.

Recientemente un estudio del Instituto Kiel para la Economía Mundial, en Alemania, resalta que la Unión Europea, Canadá y México podrían estar sufriendo más las consecuencias de la guerra comercial que esos dos países.

La interconexión de las cadenas de suministro internacionales provoca que el conflicto sea más costoso para los socios comerciales de Washington y Beijing, apunta.

Esto se debe a que los productos sujetos a aranceles de importación a menudo se procesan como bienes intermedios y luego se exportan a otros lugares, lo que resulta en productos finales más caros, precisa.

Etiquetas: ; ; ; ;