El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró hoy que el país promueve una cultura de paz y diálogo entre los Estados, contra todo tipo de violencia, abogando siempre por el bienestar de los pueblos.

‘Como hoy, 1992, la Conferencia de Desarme de la ONU adoptó la Convención sobre las Armas Químicas. Bolivia es un Estado pacifista que promueve la cultura del diálogo y la paz, y rechaza todo tipo de violencia bajo pretexto de solución de diferendos o por ambiciones imperialistas’, escribió el mandatario en Twitter.

La Convención es un tratado internacional de control que prohíbe la producción, almacenamiento y uso de armas químicas, y donde se dispone, además, la destrucción de ellas en un plazo de tiempo específico.

El instrumento contiene disposiciones que proporcionan un régimen internacional eficaz para verificar la destrucción de las armas químicas existencias e impedir que reaparezcan.

De esa manera, se busca reducir la amenaza de terrorismo con armas químicas y fortalecer la labor llevada a cabo por Naciones Unidas para prevenir el uso de armas de destrucción en masa por terroristas.

En varias ocasiones, el ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, Diego Pary, ha asegurado que el Estado Plurinacional defiende el multilateralismo y el diálogo entre los Estados, así como el respeto a la soberanía e independencia de cada país.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;