Desastre británico-francés de Dunkerque, junio de 1940
Archivo-Desastre británico-francés de Dunkerque, junio de 1940

La embajada de Rusia en Londres se ha referido a las palabras del primer ministro británico Boris Johnson sobre el comienzo de la Segunda Guerra Mundial como inaceptables. El primer ministro dijo en un mensaje de video publicado en Twitter a fines de la semana pasada que en septiembre de 1939 Polonia se encontraba «atrapada entre el martillo del fascismo y el yunque del comunismo».

«Esta declaración, realizada el día del 80° aniversario del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, es desconcertante. Con todas las discusiones históricas sobre la operación militar soviética en las zonas orientales de Polonia (Ucrania occidental y Bielorrusia occidental), para describir cosas de una manera que equipare efectivamente las acciones de la URSS con la agresión de Hitler es absolutamente inaceptable. Si se trata de discutir quién, aparte de Hitler, es responsable de la tragedia polaca de 1939, no se puede evitar recordar el papel de la diplomacia británica que no solo conspiraba en las políticas agresivas de los nazis (recordar Austria, Checoslovaquia, Memel), pero también frustraba continuamente las propuestas soviéticas para construir una alianza antinazi eficiente, incluso específicamente para defender a Polonia», dijo el servicio de prensa de la misión diplomática en un comunicado.

«Esta discusión puede ser larga, pero dejémosla en manos de los historiadores. Una gran mayoría de rusos y británicos, al recordar la Segunda Guerra Mundial, rinden homenaje a los caídos y a la alianza soviético-británica. Es lamentable que el Primer Ministro haya elegido un ángulo diferente que, afortunadamente, no goza de mucha popularidad en Gran Bretaña», señaló la embajada.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;