Los extremistas talibanes se atribuyeron la responsabilidad de una gran explosión en la capital afgana de Kabul el 2 de septiembre por la noche.

Según el Ministerio del Interior, al menos 5 civiles murieron y unos 50 resultaron heridos en el ataque. El ministerio confirmó que el objetivo de la explosión fue el complejo Villa Verde, que alberga a varios extranjeros, organizaciones internacionales y casas de huéspedes. Es la zona más vigilada de la capital. El ataque exitoso en él es una demostración abierta de la influencia talibán.

El desarrollo se produjo solo unas horas después de que un enviado de EE.UU. revelara que Washington y los talibanes habían llegado a un acuerdo «en principio» de que 5.000 soldados estadounidenses abandonarían el país en cinco meses.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;