En uno de los ataques aéreos más mortales de toda la guerra, Arabia Saudita llevó a cabo un ataque el domingo por la noche contra una prisión de guerra en el centro de Dhamar, Yemen, prácticamente nivelando el sitio. La delegación de la Cruz Roja en el país acudió al lugar para atender a los heridos.

En total, 40 prisioneros fueron recuperados vivos y están siendo tratados por heridas, mientras que los cuerpos aún son sacados de los escombros. La Cruz Roja dice que creen que todos los demás en el sitio murieron en el ataque. Con 170 prisioneros detenidos allí, eso eleva el número de muertos a 130.

Eso será particularmente vergonzoso para los sauditas, porque el movimiento chiíta houthi informó que la prisión albergaba a un gran número de combatientes pro-sauditas detenidos en batallas recientes. Agregaron que tanto la Cruz Roja como los funcionarios sauditas conocían la ubicación y el uso del sitio para alojar a los combatientes.

La coalición liderada por Arabia Saudita no abordó en gran medida la gran cantidad de prisioneros que se sabe que mataron, sino que afirmó que el sitio se utilizó para almacenar drones. La declaración de la Cruz Roja no mencionó ningún otro uso de esa prisión, y pareció confirmar las devastadoras consecuencias del ataque.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;