La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, Gleisi Hoffmann, denunció que el Gobierno del ultraderechista presidente Jair Bolsonaro práctica hoy la ideología de la destrucción.

‘Algunos dicen que Bolsonaro no tiene un proyecto. Sí lo tiene. Es uno para desmantelar todo lo que construimos después de la Constitución de 1988 y profundizamos durante los gobiernos de (Luiz Inácio) Lula (da Silva) y Dilma (Rousseff). Quiere desarmarlo’, señaló Hoffmann.

La parlamentaria incluso usó la expresión ‘ideología de desmantelamiento’ para definir lo que, de hecho, el exmilitar quiere en el cargo más alto de la nación.

Vale recordar, precisó, que Bolsonaro todavía cree que está haciendo campaña e insiste en la tesis delirante de combate a las ideologías, supuestamente transformadas en políticas gubernamentales en años anteriores.

‘Es el Gobierno de la destrucción. La concepción de Bolsonaro es la de un país dependiente, principalmente alineado con Estados Unidos, que no considera que los derechos humanos y los problemas ambientales sean relevantes e importantes. Es su concepción’, remarcó la dirigente partidista.

En la evaluación de Hoffmann, el último símbolo de la entrega de bolsillo es la destrucción del Amazonas.

‘No le importa (a Bolsonaro) entregar la Amazonia. De hecho, este discurso suyo que intenta ser nacionalista no tiene sentido. Se refiere a Europa, pero está a favor de la intervención de Estados Unidos. Ya sea en la base de Alcántara o en la explotación de la Amazonia. Estamos contra la internacionalización de la Amazonia’, reiteró.

El 51 por ciento de los brasileños evalúa de malo o muy malo el desempeño de Bolsonaro en la lucha contra la deforestación e incendios en la mayor selva tropical del mundo, según una reciente encuesta del instituto Datafolha.

Por las quemas en el pulmón del planeta se responsabiliza al excapitán del Ejército, quien enfrenta críticas por su política a favor de la agroindustria y la minería en la Amazonia, en detrimento de las reservas indígenas y el medio ambiente, y una reacción morosa frente a los incendios.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;