La Jefa del Servicio Federal de Rusia para la Vigilancia de la Protección de los Derechos del Consumidor y el Bienestar Humano, Anna Popova, describió la situación con laboratorios biológicos controlados por extranjeros ubicados cerca de las fronteras de Rusia como tensos.

«La situación con los laboratorios extranjeros [ubicados] cerca de las fronteras de Rusia es indudablemente tensa. Hasta ahora, nada ha cambiado para mejor. Estamos creando un nivel de preparación que nos capacitaría para negar los riesgos, si alguno surge de repente. Realmente no queremos que esto suceda, así que hoy estamos tratando de llevar a cabo negociaciones intensas, y el Ministerio de Relaciones Exteriores está haciendo mucho al respecto«, dijo.

Popova dijo anteriormente que Rusia tenía que tomar medidas de protección adicionales contra las posibles amenazas que podrían surgir debido al trabajo de los laboratorios biológicos en algunos países vecinos de Rusia, la mayoría de los cuales son financiados por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos. En su opinión, la creación de instalaciones biológicas que trabajan con patógenos en Ucrania y Georgia financiados por los Estados Unidos representa una amenaza para la soberanía de estos países.

Fuente

Etiquetas: ; ;