China ha logrado un gran éxito, «casi equivalente a milagros», en las últimas siete décadas, dijo el secretario general del Partido Comunista Egipcio (PCE), Salah Adly.

En una reciente entrevista exclusiva con Xinhua, Adly dijo que el Partido Comunista de China (PCCh) ha convertido a la nación asiática en un actor importante en los asuntos internacionales durante los últimos 70 años.

«China ha logrado lo que se puede describir como el ‘milagro chino’ después de adoptar la política de reforma y apertura, así como emprender un camino de socialismo con características chinas», dijo.

El líder del PCE también destacó los «enormes logros» que China ha logrado en su lucha contra la pobreza y la corrupción, así como el desarrollo del PCCh y la economía del país.

Adly dijo que China es ahora una potencia líder para la economía global y una fuerza importante que ayuda a los países en desarrollo a alcanzar sus objetivos de desarrollo.

«China también ha establecido una base muy sólida para aumentar la cooperación y brindar asistencia permanente a todos los países, especialmente a los países en desarrollo y pobres, principalmente en África», dijo.

El político elogió la cooperación chino-africana y señaló que China desempeña un papel importante en el desarrollo de África, ya que se ha convertido en el mayor socio de comercio e inversión del continente.

También destacó el papel del Foro de Cooperación China-África y dijo que dicha cooperación beneficia a ambas partes.

Él creía que China apoyará a los países africanos en política, economía y otras áreas.

Mientras tanto, Adly dijo que China, con su sabiduría y determinación, puede lidiar con la guerra comercial iniciada por Estados Unidos.

«China es un país fuerte y eficiente que puede proteger su economía y desarrollo y hacer frente a cualquier intento de descarrilar su desarrollo económico y tecnológico», dijo el político egipcio.

Agregó que la administración de Estados Unidos ahora está buscando destruir los principios de la competencia global justa después de que China haya logrado este crecimiento fenomenal.

Los intentos por detener el desarrollo de China, como recurrir a guerras comerciales, cancelar los acuerdos que han firmado, así como las prácticas unilaterales de competencia desleal «definitivamente fracasarán», agregó.

Al comentar sobre la situación en Hong Kong, Adly señaló que la interferencia de los países occidentales, especialmente los Estados Unidos, en los asuntos internos de otros países solo tiene como objetivo sabotear la experiencia exitosa de estas naciones con el pretexto de promover la «democracia».

«Apoyamos la democracia y los derechos humanos, pero en su forma verdadera, no de una manera engañosa que sirva a los intereses de Estados Unidos a expensas de otros pueblos y países», dijo.

Fuente

Etiquetas: ; ;